djskullcrusher--e1591817744886By Alejandra Mantilla

Si un artista crea una gran obra de arte, pero no hay nadie alrededor para documentarla, existio dicho arte? Millones de artistas han sido olvidados o borrados de la historia del arte debido a la desigualdad de prestigio y a la falta de archivo. Por eso los archivos de arte son uno de los recursos más importantes que tenemos para preservar la historia del arte. Pero, ¿qué sucede cuando el arte no es algo que se pueda poseer?

Durante el cambio de siglo, el arte callejero ha pasado de ser una práctica en gran parte estigmatizada a una forma de arte ampliamente aceptada y, a menudo, apoyada por empresas públicas y privadas. Los murales a menudo se crean en el impulso de eventos sociopolíticos oportunos y asumen discusiones sociales o culturales. Esto convierte al arte callejero en un elemento de comunicación visual arraigado en la lógica cultural actual. Aún así, el arte callejero está destinado a convertirse temporalmente en parte del paisaje urbano, para eventualmente ser borrado. Los teléfonos inteligentes y las redes sociales han superado esta limitación facilitando el reconocimiento y la difusión de estas obras de arte, ya que pueden compartirse instantáneamente sin limitaciones espaciales. Sin embargo, el desbordamiento de imágenes e información dificulta especialmente la conservación de estas fugaces obras de arte. Es por esto que muchos han visto la importancia de documentar y archivar el arte callejero, tanto en forma digital como analógica. 

Estos archivos varían en forma y método, ya que los archiveros hacen preguntas sobre las mejores formas de documentarlos. Algunos se centran en documentar el arte en un contexto social e histórico específico, como la pandemia Covid-19 y el movimiento BLM. Otros se apartan de la fotografía como método para capturar arte, y han optado por utilizar la realidad virtual para conseguir una mejor representación de la magnitud espacial de estos murales. Los archiveros seguirán haciendo estas preguntas para encontrar la mejor manera de preservar lo que se ha convertido en una parte importante de la cultura en nuestro entorno cotidiano. Por el momento, es importante que reconozcamos el importante trabajo que se está realizando para tratar de preservar estas imágenes para el futuro.