Da click para participar en el referendum del Indicador de Gusto Puro de Jonathan Meese

ODBK - DHAdmann - Jonathan Meese
ODBK – DHAdmann – Jonathan Meese

Es uno de los artistas contemporàneos alemanes mas reconocidos actualmemte.
Nació el 23 de Enero de 1970 en Tokyo, Japón, su padre era Alemán y su madre que le sobrevive nació en Gales. Vivió en Japón hasta la muerte de su padre regresando a Alemania en 1988. Lo gracioso es que al regresar a Alemania no hablaba Alemán, así q se le dificultó adaptarse a este país. Estudió en la Universidad de Arte de Hamburgo de 1995 al 1998 con prestigiados artistas como Franz Erhard Walther, Daniel Richter, Martin Kippenberger, Horst Janssen, sin terminar sus estudios. Daniel Richter lo recomendo en una de las galerìas de arte màs prestigiadas de Berlin y Alemania “Contemporary Fine Arts”. Otro punto clave en su carrera fue su participación en la Bienale de Berlin en 1998 curada por Klaus Biesenbach, Hans-Ulrich Obrist y Nancy Spector.

 

Concepto
No pude encontrar un “artist statement” en la página web de Jonathan o en google escrito por el mismo pero encontré varias entrevistas de las cuales pude sacar algunos de los principales conceptos de los cuales basa su obra artística.

Jonathan no crea obras basadas en un modelo o línea estética sino en una filosofía, él dice: “El arte es orden total. El arte es el Orden Total del futuro. ¡El arte es el futuro más radical! (El arte es amor total. El arte es respeto total)”*

El ve el arte como el modelo para escapar del sistema (o la matrix) ya que para él “el arte” se encuentra fuera del mismo. Su proceso creativo está basado en esta actitud fuera del sistema, la cual pretende no tener ideologías y por lo tanto desarrolla sus obras con una mentalidad fuera de convencionalismos.

“La” dictadura del arte “es la garantía de supervivencia. El arte no tiene aspectos cínicos. El arte es siempre el futuro. El arte es el maestro.El arte destruye todas las ideologías. El arte es el líder. El arte supera todas las ideologías. El arte dice no a todos los políticos. Reglas de arte. ¡El arte conduce y el arte se hace cargo! ”*

Jonathan apropia elementos propagandistas de opresores y haciendo una fuerte crítica de personajes históricos de alemania. Pero al mismo tiempo crea y trabaja con una anti autoridad y como si fuera un niño o adolescente jugando. En su frase “La dictadura del arte” propone el arte como dictador para crear orden y supervivencia ya que considera al arte como la evoluciòn y la suma de toda evoluciòn y a las ideologías como el enemigo de la misma.

“Los artistas deben trabajar en sus talleres sin disturbios Los artistas deben ser ¡herméticos! Los artistas solo deben confiar en el arte, no en las políticas. El arte no es otro sistema político, El arte es más fuerte que todos los políticos. El arte no es anarquía.”*

Jonathan remarca su desconfianza en los sistemas polìticos y económicos que rigen nuestra sociedad. Y como antes lo mencione ve al arte como el sistema que brinda el camino hacia la libertad porque como èl lo menciona el arte es libertad. Asì que en su proceso creativo y en su obra busca transmitir es estado de libertad.

Obra

Jonathan es un artista multidisciplinario: pintura, escultura, dibujo, performance, collage, video, instalaciones. Su obra tiene total congruencia con lo que él reza y predica: la libertad de todo pensamiento institucional y convencionalismos. En sus pintura y dibujos mezcla figuraciòn, abstraccòn y textos, utiliza iconografía militar Alemana. Claramente podemos ver en su obra esa actitud de niño o adolescente jugando. Incluso a menudo se le acompanado de su madre en procesos creativos, como en su estudio pintando o en sus performances. Por otro lado muchos críticos mencionan al arte de Jonathan como Arte Bruto (Art Brut) como ese tipo de arte que delinea una frontera con la locura.

Durante sus performances, ha usado un bicorne, ha “matado” a una muñeca alienígena y ha hecho el saludo nazi, un acto ilegal en Alemania por el que Meese fue juzgado y absuelto en 2013. (“¡El arte ha triunfado!”, Dijo en respuesta)*

 

Trascendencia artística (importancia para el mundo del arte)

La obra de Jonathan y sus procesos creativos son apropiaciones de otros procesos creativos que se utilizaron anteriormente como son los procesos propagandistas dictatoriales o de lideres y opresores. Muchos artistas en la historia del arte han sido multidisciplinarios y han utilizado apropiaciones para crear y desarrollar su obra. He estado investigando y pienso que lo màs original que crea son los collages que se extienden por las paredes de las galerías y museos. Asì también la originalidad de su concepto y valentía al retar a la autoridad Alemana, a la institución y al sistema. SIn embargo, no hay que olvidar que el convenientemente se deja absorber por el mismo sistema del mercado de arte, sujeto a especulaciòn y de la cual en su obra no refleja dicho cuestionamiento. Su obra definitivamente tiene su sello, personalidad y originalidad, pero no brinda una aportaciòn importante al mundo del arte.

Trascendencia social, polìtica, econòmica y cultural

Definitivamente Jonathan ha sido y serà una inspiraciòn para muchos otros artistas de esta generaciòn y lo serà para otros de generaciones futuras. El se ha convertido en un líder y un ejemplo por su valentìa al revelarse en contra de la institución y el sistema. Ha dado de qué hablar a muchos teóricos de arte, críticos, reporteros con su personalidad y su obra. Él trata de poner el dedo en la llaga del sistema, segùn he leído el mismo destino (ya que fuè invitado por productores teatrales a participar) fuè que lo llevó al teatro para realizar dichos performances. Ha invitado a su madre a participar en algunos de sus primeros performances, pero ella menciona que el que está actuando no es su hijo sino que se transforma durante la actuaciòn en otra persona. Asì que pienso que es realmente original y no es que busque atraer la atenciòn de los medios para su conveniencia.

Da click para participar en el referendum del Indicador de Gusto Puro de Jonathan Meese

*Jonathan Meese talks to Ross Simonini, Art Review Marzo 2018